Vista Global

EN BUSCA DE UN MERCADO JUSTO DE PALMA

Las palmas están usada en muchos aspectos de la vida inclusivo la religion, las fiestas, la comida, y los productos de la casa. Las plantas, hojas, y semillas cosechadas en partes de México y Guatemal están enviado a los distribuidores en Los Estados Unidos para uso como plantas ornamentales y en los arreglos de flores.

¿Sabes que?

  • La gente de los Estados Unidos usa casi 300 million hojas de palma cada a ño;
  • Una congregación de 1200 personas ordenará casi 700 hojas de palma para el Domingo de Ramas;
  • Más de mitad de los agricultores en el Peten de Guatemala ganan de la cosecha de las hojas de palma, y más de un cuarto ganan solo de la cosecha de las hojas de palma;
  • Cada planta produce entre 2 a 5 hojas cosechables en una epoca de 2 a 4 meses;
  • Las compras de palmas para el Domingo de Ramas valdría hasta 4.5 million dolares cada a ño;
  • La cosecha sostenible de las hojas podría proteger los bosques naturales.

¿COMO PUEDE CREAR UNA VIDA SOSTENIBLE EN EL BOSQUE?

La cosecha de los productos de palmas es un fuente de ganancia muy importante para algunos individuales. Demasiado de la cosecha podría amagar la vida económica de estas comunidades y los bosques donde crecen las palmas. Exploitación de estes productos forestales irá por delante al agotamiento de la biodiversidad, inclusivo muchas especias de aves que emigren durante del invierno. En cambio, disminución en la cosecha con relación a menos demanda podría afectar el bosque lo mismo porque los no proveer un fuente de ganancia. Así presente un riesgo de conversión a pastos para ganaderias.

La protección de los bosques y el trabajo require un equilibrio entre la preservación del mercado y las esfuerzas para una cosecha sostenible. Los mercados necesitan quedarse en equilibrio para prevenir la destrucción del bosque para otros usos. Además, los mercados necesitan una oferta de las palmas certificadas para proteger la biodiversidad de la zona y para mantener las vidas enconómicas de la comunidad.

Hay una esfuerza para certificar las palmas Chamaedorea de las comunidades que practiquen la silvicultura sostenible y comercio justo. Estas comunidades están aprendiendo las practicas de cosecha que minimicen los impactos en las poblaciones de palma silvestre y en el bosque natural donde crecen las palmas. Por certificación, las comunidades tendrán la oportunidad ganar más de la venta.

Puede apoyar este programma de certificación con su participación. Por el momento tratamos de organizar una venta de unas operaciones de palma con unas congregaciones en los EE.UU. Puede demonstrar su apoyo a las comunidades con un orden de palmas para el Domingo de Ramas 2005. Les mostre a ellos que pagará poco más para la proticción del medio-ambiente y comercio justo.

¿COMO PUEDE TRABAJAR CON LA VENDEDOR / EL DISTRIBUIDOR?

Pregunte a el distribuidor si conozca el fuente de las palmas. Le avise de su interés en el medio-ambiente y justicio social. Le pregunte si quiera participar en la distribuición de las palmas certificadas.

¿COMO PUEDE TRABAJAR CON LA CONGREGACION?

Les avise a sus socios de la oportunidad a mejorar la conservación de los bosques y las vidas de la gente quien vive alrededor de los bosques. Les enseñe del valor de las decisiones y como las decisiones afectan el medio-ambiente y la justicia social.

OTRAS AVENIDAS DE APOYO

Promueva el uso de las palmas Chamaedorea fuera del Doming de Ramas: Sugiera a los de la congregación que usen las palmas certificadas en los arreglos de flores par las bodas y los funerals.

Apoye la esfuerza aquí: Aprenda de las maneras que pueda mejorar las vidas de otros por sus esfuerzas. Organice unas charlas informativas y les invite a sus distribuidores y vendedores de flores. Les explique como puedan ganar de participación en estas esfuerzas.

Apadrine una comunidad del bosque: Encontre una comunidad en México o Guatemala donde haya una esfuerza compatible con las iniciativas de su congregación.

¿QUE PUEDE HACER LOS MIEMBROS DE LA CONGREGACION?

Promueva las iglesias comprar las palmas para el Domingo de Ramas, las bodas, y los funerales. La certificación de las palmas y los flores todavia no es común en los Estados Unidos, entonces es una buena idea preguntar de la fuente de las palmas compradas. Los pedidos suyos les informarán a los vendedores que los consumedores están interesados en los productos justos.

MONTREAL, 2 April 2004: As Christians prepare to celebrate Palm Sunday this weekend, the Commission for Environmental Cooperation (CEC) and Rainforest Alliance are reminding parishioners about the unsustainable practices often used to harvest the 30 million Chamaedorea palm fronds delivered to Canadian and United States churches.

Harvested in Mexico and Guatemala, Chamaedorea palm fronds are often used as ornamental indoor plants and decoration in floral arrangements, but Palm Sunday services account for up to US$4.5 million-or close to 10 percent of the total demand-of Chamaedorea palm sales in the United States alone.

Unfortunately, many palms are unsustainably harvested. Peasant workers often harvest the entire plant, leading to the over- harvesting of the species, the potential destruction of rain forests, and the depletion of many bird species that migrate to these regions in the winter.

"It's a situation similar to fair trade, organic and shade-grown coffee," says Chantal Line Carpentier, head of the Environment, Economy and Trade program at the CEC. "Environmental certification, or eco-labeling, could be used to stimulate a sustainable palm market that would benefit the consumers, the producers and the environment."

Rebecca Butterfield, director of the TREES program of Rainforest Alliance, says: "Our goal is to develop best management practices and added value for sustainable forest management practices. The market offered by Canadian and US churches provides an additional outlet for forest products and an opportunity for communities to earn a decent living while protecting their forest."

A survey commissioned by the CEC last year showed the majority of Christian congregations would be willing to pay nearly double the current price they pay for certified palm. In fact, 10 percent of the 300 Christian congregations surveyed indicated they were already engaged in some kind of fair trade effort.

The CEC and Rainforest Alliance, a pioneer in forest certification, are engaged in a pilot project to link Chamaedorea suppliers in Mexico and Guatemala with Canadian and US churches. They hope to engage producers, wholesalers, and church buyers to create a more environmentally sustainable Palm Sunday celebration.